91 525 81 90
80

Pies planos, callos y durezas, uñas encarnadas y esguinces son algunas de las dolencias que atendemos con mayor frecuencia en nuestro centro podológico en Carabanchel en Madrid y de las que se aqueja gran parte de la población. Nuestros pies requieren un cuidado especial, ya que en ellos recae todo el peso de nuestro cuerpo; sin embargo, es la parte de nuestra anatomía que más olvidada tenemos. ¿Por qué?

Durante el invierno, permanecen tapados la mayor parte del tiempo, encorsetados en calcetines y botas, y solo los lucimos cuando llega el verano y, al estar más a la vista, es cuando más nos preocupamos de ellos, aunque no lo suficiente. Una pequeña herida en el pie o la aparición de una ampolla en los dedos no despierta en nosotros la sensación de alarma. En el caso de los deportistas, este tipo de situaciones se repite con asiduidad y han podido comprobar en primera persona como una pequeña dolencia mal curada puede desencadenar en algo peor. 

En lo relativo a los sexos, suelen ser las mujeres las que más tiempo dedican al cuidado de sus pies. El número de chicas que se hidratan esa parte de su cuerpo y que se someten a un tratamiento de pedicura, que incluye masaje y eliminación de durezas, es casi el doble que el de los hombres. De ahí, que sean ellos los que sufren un exceso de sudor y de mal olor.

Pero por mucho que los cuidemos si no utilizamos un calzado adecuado poco estaremos haciendo a nuestro favor. Elegimos con la vista y primamos lo estético a la comodidad y al confort de nuestros pies. Abusamos de los tacones, de hormas demasiado estrechas que aprietan nuestros pies y de puntas afiladas.

Los especialistas que trabajan con nosotros en nuestro centro podológico en Carabanchel MadridApyed Servicios Podológicos, aconsejan una higiene diaria de los mismos, utilizar calzados adecuados y revisiones anuales. Detectar a tiempo este tipo de problemas ya es posible gracias a los últimos adelantes en el terreno, aplicando siempre el tratamiento más eficaz y adecuado.